Assign a 'primary' menu

Los mejores remedios caseros para combatir el insomnio

6 remedios sencillos, naturales y bien fáciles para ayudarte a conciliar el sueño.

 

Remedios naturales para dormir mejor

 

1) Ponerse cómodo para dormir

El sueño podría no venir si tu cama es demasiado dura o suave, o si las almohadas no son las adecuadas. A veces, el insomnio también puede ser causado por haberte despertado en varias ocasiones por ruidos fuertes.
Trata de dormir en una habitación tranquila, o usar tapones para los oídos. El mejor ambiente para dormir es uno que sea oscuro, tranquilo, cómodo y fresco. Recuerda que el dormitorio solo debe ser usado para dormir y tener relaciones. No debes trabajar, comer, ver televisión o discutir con tu pareja en tu habitación.

2) Reducir consumo de cafeína y alcohol

Aunque el alcohol puede producir somnolencia y hacerte dormir, tiene el desagradable efecto secundario de despertarte más tarde en la noche con un dolor de cabeza, de estómago o vejiga llena. Además, una vez que el efecto sedante del alcohol desaparece, hay un efecto de rebote que en realidad lo hace más propenso a tener problemas para volver a dormirse.

La cafeína, por el contrario, estimula tu cerebro. Debes limitar el consumo de café a dos tazas al día. A partir del mediodía, no deberías consumir alimentos o bebidas que contengan cafeína

3) Vivir con horarios normales

Quizás la regla más importante para las personas con insomnio es mantener un estricto horario de sueño, incluso los fines de semana.

Si no puedes dormir una noche, debes levantarte a la hora habitual a la mañana siguiente y no tomar ninguna siesta. Si tomas una siesta, tendrás más problemas para dormirte la noche siguiente, lo cual refuerza tu insomnio.

 

4) Establecer un ritual antes de ir a la cama

Cuando las madres bañan a sus hijos o les leen todas las noches antes de acostarse, están reforzando una señal de que es hora de sentar cabeza y prepararse para dormir. El establecimiento de un ritual también puede ser útil para los adultos.

Un baño caliente tomado dos horas antes de acostarse es una maravillosa manera de relajar el cuerpo y prepararlo para el sueño. Para la mayoría de la gente, tomar un baño cerca de la hora de acostarse puede ser estimulante y puede retrasar el sueño (por supuesto, siempre hay excepciones, así que experimenta con el tiempo si es necesario).

5) Prueba con un poco de azúcar

Debes finalizar de cenar dos o tres horas antes de acostarte. Sin embargo, puedes comerte leche con galletas dulces media hora antes de ir a la cama. Los alimentos azucarados comidos unos 30 minutos antes de acostarse pueden actuar como un sedante.

La miel tiene el mismo efecto sedante del azúcar . Trata de agregar una cucharada de miel a una taza de té de hierbas sin cafeína o incluso a la leche caliente para poder relajarte antes de dormir.

6) Escribe un diario del sueño

No hay una fórmula para un sueño perfecto, las cosas funcionan diferente para cada persona.  Armate un registro del sueño, un cuaderno con los métodos que funcionan y cuales no funcionaron. No hay ningún truco de magia para tratar el insomnio, pero algunos de los remedios caseros descritos aquí podrían ser la receta que necesitas para volver a dormir.

Leave a Comment: